Marlaska destituye a la secretaria de Estado de Seguridad y al director de la Guardia Civil


Marlaska destituye a la secretaria de Estado de Seguridad y al director de la Guardia Civil

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha comunicado esta tarde a la hasta ahora secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella Gómez, que no cuenta con ella para la presente legislatura. El titular de Interior ha optado también por el relevo del director general de la Guardia Civil, Felix Azón, al que también le ha comunicado la decisión esta tarde, han informado a eldiario.es fuentes conocedoras de los cambios. 
eldiario.es reveló el pasado viernes graves desavenencias en el seno del equipo de Interior que ponían encima de la mesa de Grande-Marlaska la cuestión de los cambios en el departamento para afrontar la legislatura. La destitución de Botella Gómez, adelantada por la cadena Ser, se produce dieciocho meses después de su llegada a la Secretaría de Estado de Seguridad, en el verano de 2018, como segunda opción después de que la exsubsecretaria de Interior con Alfredo Pérez Rubalcaba, Pilar Gallego, rechazara la oferta.
Antigua delegada del Gobierno en Valencia, la secretaria de Estado, procedente del Partido Socialista del País Valenciano (PSPV), nunca conectó con Grande-Marlaska y ese desencuentro se había acrecentado en los últimos tiempos. Como su sustituto se perfila Rafael Pérez Ruiz, jefe de gabinete de Grande-Marlaska en Interior, al que el ministro conoció en el Consejo General del Poder Judicial y que le acompaña desde el comienzo de su mandato. Pérez Ruiz también es magistrado. 
En cuanto al director de la Guardia Civil, Félix Azón, en el Ministerio había malestar al no haber sabido aplacar el descontento con Grande-Marlaska en los ámbitos de influencia dentro del instituto armado y que han derivado, en ocasiones, en publicaciones inexactas en algunos medios de comunicación sobre la relación del titular de la cartera con el Cuerpo de naturaleza militar. Además, Félix Azón fue promovido al cargo por Margarita Robles, la ministra de Defensa, con la que Grande-Marlaska no tiene una relación personal fluida desde los tiempos de ambos en la judicatura. 
El ministro presumió de su equipo en la toma posesión que se celebró en Interior el lunes por la tarde, pero en el Ministerio existía ya el convencimiento de que altos cargos del departamento no continuarían esta legislatura, en la que Grande-Marlaska tiene pendiente retos que han sido aparcados en sus primeros 18 meses de mandato, como la regeneración de la Policía, víctima de la utilización partidista sufrida durante los últimos Ejecutivos del PP.
Pese a ello, Grande-Marlaska ha confirmado en su puesto, también en la tarde del martes, a Francisco Pardo, el director de la Policía, de la máxima confianza de José Bono y quien ha optado por una política de tolerancia con los vestigios de la brigada política de la época del PP y los signos de extremismo que se dan en el Cuerpo en los últimos tiempos. El ministro también ha decidido relevar a la directora de Comunicación, Mar Hedo. 

(っ◔◡◔)っ ♥ La Noticia siempre a tu alcance ♥

(っ◔◡◔)っ ♥ #jmtusnoticias ♥
(っ◔◡◔)っ ♥ #TusNoticiasEltiempoHoy ♥
(っ◔◡◔)っ ♥ #jmtusnoticiasDiaMundial ♥

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *